Pic by Joe Mabel

 

El pasado domingo 5 de mayo fue un día triste para la historia del swing pues, a sus 99 años, Norma Miller falleció. Su talento ha marcado generaciones y la pasión con que bailaba la ha convertido en toda una leyenda. Por eso, desde Slide&Swing, queremos rendir homenaje a la eterna Reina del Swing.

La bailarina, coreógrafa, escritora, humorista, cantante y compositora nació en Harlem en 1919, una época marcada por la segregación y la infravaloración de la mujer.

Tiempo después de La Gran Depresión, se mudó con su familia a un apartamento ubicado frente al salón de baile Savoy, lugar de nacimiento del Lind Hop. El Savoy fue la mecha que encendió su amor por el swing y la llevó a dar sus primeros pasos de baile… ¡en la acera de enfrente! Tenía 12 años cuando el bailarín Twistmouth George la invitó a entrar al salón. Esto no fue más que el principio. De ahí surgieron competiciones, giras por Estados Unidos y Europa (sitio en el cuál no se conocía el Lindy Hop), Hollywood y toda una serie de aventuras que acabaron dando forma a su vida.

De Norma Miller nos quedan muchas enseñanzas. Su talento y capacidad para aprovechar cada momento al máximo es una de ellas. Después de que se desintegrara el grupo que la hizo famosa, Whitey’s Lindy Hoppers, abrió su propia compañía de baile e incluso llegó a destacar en el stand-up comedy televisivo.

 

En Slide&Swing creemos que el modo de bailar y moverse en la vida dice mucho de uno mismo. Por eso, de esta maravillosa bailarina de swing, queremos recordar su pasión, generosidad y su fuerza para mantenerse siempre fiel a sí misma.

Figuras como la de Norma Miller son las que nos inspiran para crear nuestros zapatos de swing. Siempre nos esforzamos al máximo para poder ofrecer el calzado que el swing merece.

Desde aquí damos las gracias a Norma Miller por su increíble trabajo. Tenemos la certeza de que su impresionante legado nunca se olvidará, ni la forma en que nos inspira a quienes amamos el swing. ¡Hasta siempre, reina del Swing!